ParticularesEncuentre el donante¿Quiénes son los donantes?

    ¿Quiénes son los donantes?

    En Cryos estamos orgullosos de poder decir que contamos con la selección de donantes de esperma más grande del mundo. ¿Pero quiénes son esos hombres que eligen donar su esperma y cómo los seleccionamos? 


    Todos los donantes de Cryos se han sometido a un proceso de selección exhaustivo para garantizar que son aptos, tanto física como psicológicamente, para convertirse en donantes de esperma. A continuación puede leer en qué consiste el proceso de convertirse en donante de esperma y así hacerse una idea de quiénes son los donantes de Cryos. También puede escuchar la historia de tres de nuestros donantes que han compartido con nosotros qué es lo que les llevó a donar su esperma.  

      

    Cómo seleccionamos a los donantes de esperma

    Antes de convertirse en donantes de esperma en Cryos, los aspirantes deben superar un exhaustivo proceso de selección. Al final, tan solo un 5-10 % de los solicitantes son aceptados como donantes. Aquí explicamos resumidamente este proceso desde la solicitud inicial para ser aceptado como donante de esperma:

    • El aspirante a donante rellena la solicitud y la envía a Cryos
    • Se comprueba la calidad del esperma
    • El aspirante a donante rellena un cuestionario médico y sobre el historial familiar
    • Los profesionales de la salud revisan el cuestionario junto con el aspirante a donante y llevan a cabo una evaluación psicológica
    • El aspirante a donante se somete a un examen clínico y a un examen para detectar enfermedades hereditarias e infecciosas
    • Por último, un 5-10 % de los aspirantes son aceptados como donantes de esperma de Cryos

    ¿Quiénes son los donantes de esperma? 

    Los donantes de esperma de Cryos son muy diferentes entre sí. Van desde el estudiante de 20 años hasta el padre de familia de 40 años. Todos los donantes tienen entre 18 y 45 años. En lo relativo a su profesión, entre los donantes pueden encontrarse desde consultores informáticos hasta deportistas profesionales u hombres que se han tomado un tiempo de excedencia para descubrir a qué quieren dedicarse.  

    Por lo general, nuestros donantes son daneses y son reflejo de la población mayoritaria de Dinamarca. Sin embargo, algunos de nuestros donantes son estudiantes de intercambio u hombres que han venido a Dinamarca a trabajar durante un tiempo. Esto significa que los donantes de Cryos son de lo más diversos y que muchos de ellos pertenecen a diferentes grupos étnicos y fenotipos. En la Búsqueda de donantes puede buscar por raza o grupo étnico para ver la selección 

    Henrik, Jacob y Thomas acerca de su motivación para donar esperma 

     

    Vea el vídeo y descubra más sobre la decisión de Henrik de convertirse en donante de esperma y sobre sus reflexiones acerca de formar su propia familia algún día. 

    «Soy donante porque hay mucha gente que no puede tener hijos. Me siento privilegiado por gozar de buena salud y poder ayudarles. Es algo importante para mí, y sé que significa mucho para aquellas personas a las que puedo ayudar», explica Henrik de 25 años.  


    En el siguiente vídeo, Jacob nos cuenta lo que le aporta ser donante de esperma y lo que ha tenido en cuenta sobre el anonimato del donante y los hijos nacidos a partir de una donación.  

    «Elegí ser donante de esperma porque me gusta la idea de poder ayudar a otras personas a lograr sus sueños. Y creo que es un pensamiento bello y maravilloso saber que puedo proporcionar la base para una nueva vida», comenta Jacob de 26 años. 

     


    En el siguiente vídeo puede escuchar a Thomas contando las reflexiones que le llevaron a tomar la decisión definitiva de convertirse en donante. También explica qué diría a otros hombres que se estén planteando convertirse en donantes de esperma.

    «Yo mismo tengo hijos y he vivido la gran felicidad que aporta a tu vida el hecho de tenerlos. Pensé que para mí no suponía gran cosa si así podía ayudar a tener la misma experiencia a personas que no podían tener hijos. Esa fue mi motivación», explica Thomas de 42 años.