ParticularesBlog10 primeros síntomas de embarazo, explicados por una matrona
Embarazo

10 primeros síntomas de embarazo, explicados por una matrona

Existen muchos primeros síntomas de embarazo distintos

Si estás intentando concebir ya sea de forma natural o mediante tratamientos de fertilidad, el tiempo que pasa desde la ovulación hasta que puedes hacerte un test de embarazo puede parecerte una eternidad. Es natural percibir cualquier cambio que se produzca en el cuerpo con la esperanza de detectar esos primeros síntomas de embarazo. En este artículo del blog, encontrarás información sobre algunos de los primeros síntomas más habituales, y sobre qué has de buscar.

A menudo es difícil determinar si un cambio en el cuerpo es un síntoma de embarazo o si realmente se debe a estar dándole tantas vueltas a la situación. Los primeros síntomas de embarazo pueden ser muy distintos en cada mujer, y por eso es complicado saber si se trata o no de un síntoma de embarazo.

¿Cuándo aparecen los primeros síntomas de embarazo?

Los cambios hormonales en el organismo comienza tan pronto como el óvulo se implanta en el útero. Por eso, algunas mujeres pueden notar los primeros síntomas de embarazo incluso antes de que un test de embarazo pueda indicar un resultado positivo.

La única forma de saber si hay un embarazo es realizar un test de embarazo o un análisis de sangre que indique si el nivel de hCG (la hormona del embarazo) en sangre está aumentando. Por lo general, se puede realizar un test de embarazo 14 días después de la ovulación o alrededor del momento en que se esperaría que tuvieses el período. Si quieres más información sobre la ovulación, te recomendamos leer nuestro artículo Cómo funciona la ovulación.

Algunos test prometen ser capaces de detectar niveles de hCG muy bajos y, por eso, pueden usarse incluso unos pocos días después de la ovulación, pero eso provocar incertidumbre y los resultados no son del todo fiables. Si te haces un test de este tipo y el resultado es negativo, te recomendamos que esperes a que llegue el retraso del período y que entonces te hagas otro test, ya que el nivel de hCG habrá aumentado si estás embarazada. Existen muchos primeros síntomas de embarazo. Tal vez notes algunos de ellos, tal vez los notes todos o tal vez no notes ninguno. En los siguientes apartados, intento explicar algunos de los primeros síntomas de embarazo más habituales.

Si has iniciado un tratamiento de fertilidad, es importante que esperes hasta 14 días después de la ovulación para hacerte el test, ya que la inyección hormonal para acelerar la ovulación contiene hCG y podrías obtener un resultado falso positivo en el test.

Uno de los primeros síntomas de embarazo es la tensión en los pechos

Uno de los primeros síntomas de embarazo es la tensión en los pechos

1. Tensión en los pechos

Uno de los primeros síntomas típicos del embarazo es sentir los senos tensos, sensibles o doloridos. El cuerpo se está preparando para la producción de leche aumentando los niveles de progesterona, estrógeno y prolactina. El riego sanguíneo a las mamas aumenta y provocará los siguientes cambios:

  • Los vasos sanguíneos de los pechos se vuelven muy visibles.
  • Los pechos y los pezones comienzan a crecer.
  • La areola (el área alrededor de los pezones) se oscurece.
  • Los pezones y la areola pueden sentirse doloridos.

A algunas mujeres les crece mucho el tejido mamario, por lo que pueden aparecer estrías. Esto es completamente normal y no se puede hacer nada para evitarlo. Las estrías suelen reducir su tamaño y aclararse con el tiempo.

En el segundo trimestre del embarazo, a algunas mujeres también les sale calostro de los pezones. El calostro es un fluido transparente o amarillento. Sin embargo, esto no les pasa a todas las mujeres ni mucho menos, y algunas solo expulsan calostro una vez nacido el bebé. Si quieres saber más sobre el desarrollo de tu cuerpo a lo largo del embarazo, sigue el enlace a nuestro blog.

2. Manchado o sangrado de implantación

Es uno de los primeros síntomas de embarazo, que puede aparecer tan pronto como el óvulo se haya implantado en la pared uterina. Es algo que puede provocar sangrado de implantación, lo que suele suceder más o menos una semana antes de cuando se esperaba el período. Aparecerá una pequeña cantidad de sangre fresca, y el sangrado se detendrá poco después. Es normal que te preocupes o sientas ansiedad por el sangrado repentino, ya que lo solemos relacionar con el período y, en consecuencia, con no estar embarazada. Sin embargo, debes saber que es un primer síntoma de embarazo muy habitual.

3. Dolores menstruales

Los dolores menstruales también pueden ser un primer síntoma de embarazo. Los dolores comienzan cuando el útero empieza a crecer y los ligamentos de alrededor del útero empiezan a relajarse. Al igual que con el sangrado de implantación, este primer síntoma de embarazo puede ser causa de preocupación, lo que es totalmente comprensible, ya que estos dolores suelen indicar que vas a tener el período.

Sin embargo, si el embarazo ya está confirmado y no padeces ningún sangrado, no tienes por qué preocuparte por el bebé.

Las náuseas y los vómitos son un primer síntoma de embarazo

Las náuseas y los vómitos son un primer síntoma de embarazo

4. Náuseas y vómitos

Uno de los primeros síntomas de embarazo más habituales son las náuseas y los vómitos. A menudo aparecerán tan pronto como el nivel de hCG en sangre empiece a aumentar. Algunas mujeres experimentan náuseas intensas desde el principio, y para otras, solo son leves o no se presentan en absoluto. Las peores náuseas a menudo aparecen cuando el nivel de azúcar en sangre es bajo, lo que suele suceder al levantarse por la mañana. Por eso, es buena idea que te centres en la dieta y el embarazo y tomes pequeñas cantidades de comida a lo largo del día. Esto puede ayudar a que las náuseas desaparezcan un rato.

Las náuseas relacionadas con el embarazo suelen ser peores en el primer trimestre (los primeros 3 meses de embarazo), y después disminuyen. Aunque las náuseas y los vómitos pueden ser extremadamente desagradables, no son perjudiciales para el bebé. Pocas mujeres embarazadas experimentan náuseas y vómitos hasta tal punto que afecten a su estado de salud en general. En esos casos tan poco habituales, las náuseas y los vómitos pueden provocar deshidratación y pérdida de peso, lo que debe ser supervisado y posiblemente tratado por el médico.

5. Estreñimiento e hinchazón

En las primeras etapas del embarazo, es normal sentirse estreñida e hinchada. Esto tiene que ver con la hormona del embarazo progesterona, que hace que el tejido muscular liso se relaje.

La progesterona ayuda a prevenir los partos prematuros relajando los músculos uterinos, pero lamentablemente tiene el mismo efecto en el sistema intestinal y las deposiciones. Por eso, es perfectamente normal experimentar hinchazón y/o estreñimiento una vez que comienza el embarazo.

6. Fatiga extrema

La fatiga no es solo uno de los primeros síntomas de embarazo, sino que también puede aparecer a lo largo de todo el embarazo. La fatiga la causa un aumento en la cantidad de hormonas del embarazo, así como el hecho de que el cuerpo ahora está trabajando más duro para crear un bebé. Todo tu cuerpo y todos sus recursos y energías se centran en el desarrollo del bebé. La fatiga normalmente se establece durante el primer trimestre. Después disminuye durante el segundo trimestre y vuelve a pleno gas al final del tercer trimestre.

Lo recomendable es que descanses cuando tu cuerpo lo necesite y que no te sobreesfuerces cuando tu cuerpo te diga lo contrario.

7. Cambios de humor

Desde el momento en que se produce la implantación del óvulo y el feto comienza a crecer, tu cuerpo experimentará un aumento en el nivel de hormonas y es normal que tengas cambios de humor. Este es uno de los primeros síntomas de embarazo, que puede aparecer tan pronto como el óvulo se haya implantado en el útero.

El dolor de cabeza también es un primer síntoma habitual, al igual que los cambios de humor, causado por el aumento en el nivel de hormonas. Si te duele la cabeza, puedes tomar paracetamol, pero evita el ácido acetilsalicílico (no tomes aspirinas, por ejemplo).

Cuando estás embarazada se intensifica el sentido del olfato

Cuando estás embarazada se intensifica el sentido del olfato

8. Acentuación de los sentidos del gusto y el olfato

Algo que muchas mujeres notan al principio del embarazo es un cambio en el sentido del olfato. La acentuación de este sentido y la intolerancia a determinados olores es un primer síntoma de embarazo que es obvio. Algunas también experimentan cambios en el sentido del gusto, y sienten antojos de comida o repentinamente ya no pueden comer cosas que antes les gustaban. Los antojos y la acentuación del sentido del olfato son completamente normales y a menudo duran hasta el nacimiento del bebé.

9. Ardor de estómago

La acidez estomacal y la regurgitación ácida suelen aparecer más adelante en el embarazo. La hormona progesterona hace que el esfínter del estómago se relaje y, por lo tanto, facilita que los ácidos del estómago vuelvan a subir por el esófago.

Además de la relajación del esfínter del estómago, el crecimiento del útero también ejerce presión contra el estómago, lo que contribuye al ardor de estómago y la regurgitación ácida.

Consejos para evitar el ardor de estómago:

  • Toma comidas pequeñas y frecuentes
  • Evita los alimentos que contengan mucha grasa y la comida picante
  • Evita el café y el té
  • Toma calcio (leche y yogures) para neutralizar los ácidos
  • Si no notas alivio, consulta con tu médico o en la farmacia para obtener un medicamento que neutralice los ácidos del estómago y puedas tomar durante el embarazo.

10. Primeros síntomas de embarazo de gemelos

Si estás embarazada de gemelos, es normal que los primeros síntomas aparezcan mucho antes que si se trata de un embarazo único. Esto se debe a que los niveles de hCG son más altos en el caso de los embarazos múltiples. Además, el abdomen te crecerá más rápidamente y se hará más grande y también cogerás más peso durante el embarazo.

Si te has quedado embarazada con la ayuda de esperma de donante, nos encantaría saberlo. Si registras tu embarazo, podremos realizar un seguimiento del número de embarazos logrados con cada donante, de forma que podamos garantizar que no se exceda la cuota de embarazos de cada donante.

Me llamo Julie, soy matrona y trabajo en el Servicio de Atención al Cliente. Soy matrona desde hace 6 años, durante los cuales he acumulado experiencia en numerosas maternidades, incluida una estancia en Uganda. Proporciono al blog de Cryos conocimientos expertos sobre fertilidad, embarazo y parto. Espero ayudarte a acercarte un poco más a hacer realidad tu sueño de tener un hijo.

Julie
Julie
[Tags]: