ParticularesBlogTratamiento de fertilidad en el extranjero: cuando Phoebe y su mujer viajaron a Dinamarca
Infertilidad y tratamiento, LGBT

Tratamiento de fertilidad en el extranjero: cuando Phoebe y su mujer viajaron a Dinamarca

Tratamiento de fertilidad en el extranjero

En algunos casos, puede resultar más atractivo recibir un tratamiento de fertilidad en el extranjero. Puede haber diferentes motivos para ello, pero independientemente de ellos, viajar a un país que no sea el suyo para someterse a un tratamiento despierta a menudo diferentes dudas: ¿Dónde ir? ¿Dónde quedarse? ¿Durante cuánto tiempo? Y ¿cómo funciona todo el proceso? En este artículo puede formarse una idea de cómo puede llegar a ser el proceso conociendo la historia que Phoebe y su mujer comparten con nosotros.

¿Qué es lo que les llevó a usted y a su mujer a someterse a un tratamiento de fertilidad en el extranjero?

Buscamos un tratamiento de fertilidad en el Reino Unido, pero tuvimos la sensación de que las clínicas aquí están más orientadas a tratar la fertilidad en parejas heterosexuales, y el ambiente de una de las clínicas que visitamos no era precisamente relajado.

¿Por qué Dinamarca?

Mi mujer estuvo investigando intensamente antes de decantarnos por un destino. Habíamos estado en Copenhague de vacaciones unos años antes, y la ciudad nos encantó. Así no nos costó mucho tomar la decisión. También nos gustó mucho el aspecto y la sensación que transmitía la clínica donde terminamos haciendo el tratamiento. En lo relativo a los costes, resultaron ser muy similares al del mismo tratamiento aquí en el Reino Unido.

¿Puede describir el proceso desde tomar la decisión hasta comenzar el viaje?

Una vez que decidimos dónde queríamos hacer el tratamiento, nos pusimos en contacto con la clínica y organizamos una consulta vía Skype. Me tuve que hacer algunos análisis de sangre, y cuando recibí todos los resultados y vimos que no existía ningún problema, comencé a llevar un seguimiento de mi ovulación. Creo que dimos el paso y acudimos a la clínica un par de meses más tarde.

Two moms and their donor baby - fertility treatment abroad

¿Cómo fue para usted y para su mujer elegir un donante de esperma?

Teníamos muy pocos requisitos a la hora de elegir un donante de esperma así que, tras tratar nuestras preferencias con la clínica, allí nos dieron una lista con cuatro posibles donantes de esperma. Las dos elegimos el mismo de inmediato. A pesar de que, obviamente, el donante es una parte fundamental de un bebé si tienes una relación con una persona de tu mismo sexo, no queríamos dar demasiada importancia a conocer todos los detalles acerca del donante, ya que cualquier niño que naciera iba a ser mi hijo y el de mi mujer.

¿Cómo fue su estancia en Dinamarca y cómo marchó el tratamiento?

La mayor parte de las veces volamos a Copenhague y de vuelta el mismo día, así que resultó un poco estresante. Pero era la única forma de hacerlo sin faltar demasiado al trabajo. En un par de ocasiones, si era durante el fin de semana, reservamos un hotel en el centro de Copenhague y nos quedamos a pasar la noche para poder relajarnos un poco. Fuimos un total de cinco veces. Tuvimos éxito en el segundo intento, pero, por desgracia, tuve un aborto. Después nos llevó otros tres intentos. Todas las veces, el personal de la clínica fue fantástico.

¿Cómo fue el periodo después del tratamiento?

Directamente después del tratamiento, nos aseguramos siempre de relajarnos en la clínica todo lo posible antes de volver al aeropuerto. Las dos semanas de espera tras la IUI eran siempre horrorosas. No paraba de analizar mi cuerpo. Siempre tuve esperanza de que el tratamiento iba a ser un éxito, pero mi mujer se preocupaba más que yo.

Mother with baby - fertility treatment abroad

¿Lo harían de nuevo?

¡Por supuesto! Ya hemos comprado esperma del mismo donante que hemos almacenado en la clínica listo para el momento en que decidamos que es hora de ampliar nuestra familia.

¿Puede dar algún consejo a otras mujeres que se estén planteando ir a Dinamarca o a otro país para someterse a un tratamiento de fertilidad?

¡Hazlo! Las personas tan extraordinarias que trabajan en las clínicas y el nivel de empatía y de amabilidad que percibes no te defraudarán. Tener un bebé, sea cual sea el método que elijas, siempre va a ser una montaña rusa de emociones, pero yo no dudaría en recomendar Dinamarca como el lugar donde someterse a un tratamiento de fertilidad.

Muchas gracias, Phoebe, por compartir con nosotros la historia de vuestro tratamiento de fertilidad en el extranjero.